lunes, 25 de noviembre de 2013

PR La Foradà



Hola amigos una semana más. En esta ocasión decidimos realizar una nueva ascensión hacia la mítica penya Foradà situada en la vertiente sur de la Vall de Gallinera. La última vez que visitamos este fantástico y enigmático lugar, realizamos el trayecto clásico de ida y vuelta por el mismo camino. Esta vez y acompañados de más intrépidos camaradas, buscamos la otra propuesta, algo más larga y que nos llevaría a través de la Era del tío Camilo y la conocida como Cova obrada del Moro.



Esta propuesta circular añade unos 2 kms al trazado tradicional, con un total de 8,6 kms de recorrido. La dificultad del trayecto es moderada ya que la única ascensión hasta alcanzar las primeras lomas es bastante constante y sin desniveles de consideración. El inicio de la ruta empieza a tomar forma en el pequeño pueblo de Benitaia. A pocos metros del recorrido, encontraremos los restos de un antiguo convento franciscano que data del siglo XVII tras la última expulsión morisca en estas tierras. Los primeros metros de ascensión se realizan sobre asfalto en medio de campos de cultivo como olivos, almendros, cerezos, etc... Pronto nos encontraremos con un póster indicativo, nosotros tomamos el camino de la izquierda que nos conduciría hasta la Era del tío Camilo. La ascensión por esta zona es algo más suave que por el trazado convencional. A medida que cogemos altura vamos contemplando la belleza del entorno. Tras alcanzar el alto veremos a pocos metros a nuestra derecha, la curiosa Era del tío Camilo, una formación circular con pequeñas piedras. El siguiente punto de interés sería la cueva obrada, durante esta parte del trazado la senda se va confundiendo con el entorno, habrá que estar muy atentos para ir enlazando tramos señalizados con otros sin trazar, y no perdernos en el intento. A lo lejos observaremos un antiguo refugio ya en ruinas, donde esta ubicada la mencionada cueva. Esta peculiar construcción dentro de una caverna, servía antaño para el cobijo de ganado. Tras contemplar y realizar las fotos de rigor, seguimos el camino hacia la Foradà. La senda en esta parte del recorrido se vuelve más amplia y lineal, pudiendo divisar a lo lejos el agujero en la peña. Encontraremos otro póster que nos indicará la proximidad de nuestro objetivo. Después de un breve ascenso en zig-zag alcanzamos a 722 mts de altitud la afamada penya Foradá. Las vistas en un día tan claro como el que tuvimos son sencillamente fantásticas. Además nos atrevimos a remontar por encima del arco, algo casi imposible los días de fuerte viento, foto que encabeza esta crónica. Tras descansar y contemplar el maravilloso valle por ambas caras, reemprendimos el camino de vuelta hacia Benitaia. Durante el descenso encontraremos algún tramo algo escarpado con numerosas revueltas y algunas zonas con grandes surcos provocados por el agua de lluvia y piedras sueltas. Llegados a la altura de la Font i cova d'en Moragues, el camino es mucho más uniforme y benevolente. A pocos metros volvemos a encontrarnos con el primer póster de madera. Tomaremos el camino asfaltado en dirección al pueblo de Benitaia, donde pondríamos punto y final a una de las más emblemáticas rutas que podemos realizar en todo el Valle de Gallinera. Como no podía faltar en cada una de nuestras salidas, decidimos darnos un pequeño homenaje y celebrar este logro en el Bar Placeta situado en el pueblo vecino de Benissivà. Hasta la próxima amigos.




MAPA Y TRACK DE LA RUTA



lunes, 18 de noviembre de 2013

CRTA La Llacuna




Era sábado por la noche, después de pasar todo el día fuera volvíamos tarde a casa. Cuando de repente, vi a lo lejos una tenue luz en la terraza del Teacher. No me lo podía creer, el maestro había vuelto después de más de dos meses de ausencia. Tras un efusivo reencuentro y una más que copiosa cena, decidimos como no, volver a las andadas y realizar una de esas aventuras como las de antaño. La sugerencia presentada por Xplorer era irrechazable, la ascensión a La Llacuna. Todo un clásico para todos aquellos amantes del ciclismo situada entre las sierras de Gallinera y d'Almirall en la comarca de La Safor

De camino a Villalonga, al fondo el curioso Circ de la Safor.
Duros repechos en varios tramos de la ascensión.

Preciosas vistas al castillo templario de Forna.
Aprovechando el benevolente tiempo de este atípico otoño, iniciamos esta nueva andadura bien temprano. Los primeros kilómetros hasta llegar a Oliva los ejecutamos paralelamente por la concurrida N-332. Desde esta población enlazamos por la comarcal hasta llegar a la Font d'En Carrós para más tarde alcanzar nuestro principal objetivo en la población de Villalonga. Correteando por sus calles en busca del poliportivo municipal nos topamos con la imagen de San Lorenç y su parrilla, y claro está, a él nos encomendamos. Tras una pequeña clase de catequesis por parte del Maestro sobre la historia de este mártir, iniciamos la ascensión de La Llacuna. Los primeros metros presentan pendientes más bien suaves, pero pronto nos encontraremos con desniveles de hasta el 10%. La subida de 5,6 kms de recorrido hasta alcanzar la mencionada urbanización es bastante lineal y sin apenas sobresaltos, a excepción del kilómetro 3,8 aproximadamente donde encontraremos rampas del 13% de desnivel. En la parte final de esta primera ascensión descubriremos unas fantásticas vistas sobre el pueblo de Villalonga, el Castell de Forna y como no, del mar Mediterráneo. Tras superar este primer envite con nota a unos 452 mts de altitud, llegamos a un pequeño altiplano que nos permitió coger un poco de aire durante unos cuantos kilómetros. A medida que avanzamos en medio de esta inmensa zona residencial, la pendiente va incrementado sin apenas darnos cuenta. Pero la sonrisa nos duro bien poco, a lo lejos podíamos divisar la tremenda pared del 15% que se nos presentaba. Así pues tiramos de casta y oficio hasta alcanzar dicha cima a unos 698 mts de altitud. Nada más coronar quedamos prendados por la belleza del entorno, en frente teníamos una auténtica y bellísima postal sobre toda la Vall de Gallinera.

Tramo final de la ascensión a unos 700 mts de altitud, tras superar las rampas del 15%.
Teacher contemplando la belleza y majestuosidad del Benicadell.
Espectacular recorrido repleto de fantásticas y bellas panorámicas.
Después de ascender durante 10,8 kms en total y haber superado un desnivel acumulado de más de 600 mts, tomamos un poco de aire antes de iniciar el descenso hacia la pequeña población de Alpatró en la Vall de Gallinera. Durante este trayecto en dirección a L'Orxa, podremos disfrutar de unas preciosas vistas al Benicadell y hasta el pico d'Aitana. Llegados a la altura del Tossal de la Creu, debíamos descender hacia la Vall de Gallinera. Los brutales desniveles hacen de este tramo de apenas 1,5 kms, un peligroso y arriesgado descenso a los lomos de una bicicleta de carretera. Sus frenos casi endebles harán que no podamos descuidarnos ni un instante, y menos permitirnos coger algo de velocidad. Además la carretera no acompaña, está muy bacheada y descorchada en muchos tramos, sin contar con sus cerradas y estrechas curvas que hacen de este trecho una auténtica prueba de habilidad. Superada la prueba alcanzamos el pueblo de Alpatró, allí almorzamos como mandan las cánones de esta peña, un buen bocadillo de "Figatells amb ceba", simplemente espectacular. Ahora tocaba descender a gran velocidad por este precioso valle, repleto de innumerables meandros hasta alcanzar la población de Pego. Tuvimos mucha suerte y el viento soplaba a favor, así que los últimos kilómetros antes de poner fin a esta espléndida etapa, los realizamos sin darnos prácticamente cuenta y sin grandes esfuerzos.

Aunque no se puede apreciar en la foto, al fondo se podía divisar las antenas de la Serra d'Aitana.
El maestro tirando de casta.
Buen almuerzo en el Bar Nou d'Alpatró.


MAPA Y TRACK DE LA RUTA

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5404706


lunes, 11 de noviembre de 2013

BTT Benidoleig Xtrem



Hola amigos, este pasado sábado realizamos a mi entender la mejor ruta de todo el 2013, por lo menos en lo que se refiere a la tecnicidad del recorrido. Con la compañía del inseparable The Bull y del incombustible Rafaman que recorrió, ojo al dato, la friolera de aproximadamente 200 kms en mountain bike para poder acompañarnos en este auténtico reto. Un reto repleto de múltiples y durísimas ascensiones, hasta cuatro veces tuvimos que remontar y como no, la combinación de un gran surtido de descensos de todo tipo que hicieron las delicias de los allí presentes. El itinerario que nos ocupa esta semana esta situado en la discreta y sigilosa Serra de Seguili que en árabe significa sierra llana, en el término de Benidoleig. Así pues con los primeros rayos de Sol, tomamos rumbo a esta montaña.

Foto tradicional de la Serra Segària en un llano tras el primer y durísimo ascenso.
Esta zona esta repleta de innumerables urbanizaciones que rodean la zona de sombría de esta sierra.
Antes de llegar a la primera ascensión en la llamada Colina del Sol, improvisamos un recorrido bastante plano y lineal con la intención de ir reservando energías para este imprevisible desafío. Las primeras rampas en forma de zig-zag presentan grandes desniveles, además de una gran cantidad de piedra suelta. Este tramo se convierte en un auténtico reto si nos proponemos no poner ningún pie en tierra durante toda la ascensión, y os puedo asegurar que es tarea fácil. Como siempre durante la subida la penitencia iba por barrios, mientras The Bull y Rafa subían sin mayores dificultades, el amigo Xplorer sufría su particular penitencia. Desde lo más alto iniciamos el primer descenso tras colocar la cámara en el manillar. De todas las bajadas es la más rápida, corta y limpia de las que tenemos que recorrer, perfecta para ir adaptando los músculos a los duros y exigentes descensos que aún estaban por venir. Al salir de nuevo sobre asfalto nos encaminamos, tras una breve ascensión, hacia la Aldea de las Cuevas. Desde esta zona daría comienzo el segundo descenso de la jornada en la llamada Fonteta del Marqués. En este tramo la dificultad radica en la cantidad de piedra suelta que nos vamos encontrando durante casi toda la bajada. La amplitud de la senda nos ayuda a descender con algo más de velocidad. Pero cuidado, estamos en plena temporada de caza y no es de extrañar que nos encontraremos con algunos perros de caza que saldrán a nuestro encuentro como nos ocurrió a nosotros.

Tranquila travesía hacia el bosque de la Fonteta del Marqués.
El sherpa del grupo poco antes de ascender de nuevo hacia la urbanización España La Vieja (Benidoleig).
Tras alcanzar el cementerio volvemos a retomar el tercer ascenso de la jornada esta vez sobre asfalto. Aunque la inclinación es bastante notable en ciertos puntos de la subida, el tipo de firme ayuda a la realización de este objetivo sin mayores dificultades. Ya en lo alto, tomaremos un camino sobre tierra a nuestra derecha en busca del descenso más "hardcore" de toda la jornada. Nos encontremos con plataformas de madera, toboganes, múltiples saltos, rápidas curvas y demás elementos que pondrán a prueba nuestro atrevimiento y osadía. Como siempre el "Bouet" nos dejo varias perlitas durante su espectacular descenso, nosotros nos conformamos con ir avanzando a duras penas y a tramos. Hay que hacer mención y reconocer la evolución de los demás componentes del grupo, que aunque vamos siempre a remolque de estos monstruos del descenso, poco a poco vamos soltando un poco más el freno y atreviéndonos con trialeras más complicadas. Tras completarla solo nos quedaba asaltar el último y más complicado ascenso del día de camino al Tossal de Sendra. Durante el exigente ascenso sobre hormigón y más tarde piedra, nos volvimos a encontrar con más cazadores con sus respectivos perros, además también nos cruzamos con más bikers que realizaban este trazado en sentido inverso. Después de remontar este agotador tramo llegamos a las estrechas sendas. Los primeros metros transcurren en sentido ascendente hasta alcanzar la casa derruida y abandonada de camino al Racó de la Murta. Desde aquí empieza una serie de sendas muy rápidas y estrechas con algunos tramos de cierta consideración. Tras reagruparnos en la parte final de la senda, nos dirigimos hacia la población de Beniarbeig. Allí nos esperaba un soberano almuerzo a la altura y envergadura de la etapa realizada. Hasta la próxima semana amigos.

Zona del Poet en busca del tercer descenso de la jornada.
Buen almuerzo en Beniarbeig y mejor compañía.

viernes, 1 de noviembre de 2013

BTT Font de la Mata



Sin esperarla y totalmente improvisada fue la ruta de este pasado domingo. Este día coincidía con la media maratón que se celebraba en la ciudad de Valencia en la que participaban por cierto un gran número de componentes de grupo como Buzz, Taurine, Slick y el gran Teacher que al final no pudo tomar la salida. Pensábamos que debido a la realización de este evento quedaría desierta la típica salida dominical. La grata sorpresa fue encontrar a dos integrantes de la LMM el sábado por la tarde, totalmente dispuestos a cremar los últimos cartuchos antes de poner fin a la más que fructífera temporada 2013. Elegimos una ruta corta pero muy intensa físicamente donde descubrimos y exploramos nuevos tramos de senda muy cerca de Jesús Pobre y un nuevo camino sobre tierra que nos conduciría directamente hacia la concurrida pista de cross en Gata de Gorgos.

Caballo loco ejecutando este inclinado tobogán (aunque no se aprecia muy bien en la foto) cerca de Jesús Pobre.
Nuevo camino hacia la pista de cross en la zona de les Costeres d'Eclés en Gata.
El indomable Mad Horse, no tenía quién le susurrara al oído.
El itinerario tenía como objetivo recorrer la senda del Tractor muy cerca del pueblo de Gata de Gorgos, pero el tiempo se nos echo encima y tuvimos que recortar el trayecto inicial. Tras superar la exigente rampa de asfalto en la zona de Bisserot cerca de Jesús Pobre, nos dirigimos a evaluar la nueva senda que por casualidad descubrimos la semana pasada. Poco antes de recorrerla, nos encontramos con el famoso Riurau de Jesús Pobre totalmente ocupado por el tradicional mercado ecológico que se celebra en esta población todos los domingos del año. Dicha senda enlaza con el Camí Assagador de Cabanes, resultando muy divertida por la ubicación durante su recorrido de varios toboganes de cierta inclinación, sobre todo el último. Siguiendo este mismo camino alcanzamos el nuevo tramo de tierra, tras cruzar previamente la comarcal cv-734. Este nuevo trecho nos unirá directamente con la transitada pista de cross en Gata de Gorgos. Después de ejecutarla nos encaminamos hacia la Serra de Seldetes donde esta situada la mencionada Font de la Mata. Poco antes debimos afrontar una corta pero dura ascensión situada en la zona del Bancal de Flores. Allí nos encontraremos casualmente con un concurrido club de RadioModelismo que hizo entretenernos unos breves instantes al ver la impresionante destreza y pericia de sus pilotos. Siguiendo la ruta alcanzamos la Font de la Mata donde daría comienzo el duro y pedregoso descenso hasta alcanzar el cauce del río Xaló. Un poco antes de llegar al cauce, debimos remontar de nuevo en busca de la senda del Tractor, pero era demasiado tarde y decidimos recortar el itinerario como he comentado anteriormente. De camino de regreso a casa paramos en el pueblo de Beniarbeig donde decidimos almorzarCasualmente se celebraba una feria medieval en la plaza del mismo pueblo, así que tuvimos un almuerzo algo ambientado y amenizado por los juglares que entretenían a los allí presentes.
Los componentes de LMM deseamos una rápida y completa recuperación de nuestro querido camarada Taurine, esperando tenerlo de nuevo rodando con nosotros en la mayor brevedad de tiempo posible, ánimo campeón.

Guzzi y Mad Horse conversando de camino a la Font de la Mata.
Llegando al pueblo de Gata de Gorgos en la zona de les Costeres de Comes.
Mad Horse y Xplorer posando poco antes de iniciar el descenso hacia el cauce del río Xaló.

video


MAPA Y TRACK DE LA RUTA