miércoles, 26 de septiembre de 2012

El Barranc de l'Infern




Este excepcional enclave, presenta una de las mejores propuestas de senderismo de la Comunitat Valenciana. Situada entre los términos de la Vall de Laguar y d'Ebo al norte de la provincia de Alicante, nos traslada a un paraje totalmente invariable por el paso del tiempo, descubriendo a nuestro paso esbozos de épocas pasadas, donde la necesidad y la genialidad del hombre hizo de este emplazamiento casi inhóspito, un lugar muy próspero y fértil. Esta ruta circular de pocos más de 12 kms, posee muchos alicientes, no solo los puramente técnicos y físicos propios del trayecto, sino que también nos revela un sinfín de propuestas de todo tipo, como los más de 6.000 escalones que habrá que superar durante todo el recorrido, los pequeños despoblados de Les Juvees d'Enmig y de Dalt, las fuentes de Reinós, Grossa y dels Olvis, el famoso "Forat" y como no, el fastuoso barranc de l'Infern, por  todo ello, muchos la conocen con el sobrenombre de la Catedral del Senderismo.

Para este envite nos aventuramos: Teacher, Hidden y Xplorer. Tal pericia nos obligaba a iniciar el camino muy temprano, antes del amanecer. Desde el punto de origen, aún de noche, nos desplazamos a la población de Benimaurell (El Poble Dalt) dentro de la mancomunidad de la Vall de Laguar en la comarca de La Marina Alta, donde tomaríamos la salida hacia el barranco. El primer tramo es el más cómodo, anduvimos sobre asfalto descendiendo hasta la Font Grossa, aprovechando aún el frescor del rocío de la mañana. En esta parte del camino podemos observar multitud de pequeñas huertas que colman este fértil valle, gracias a su particular microclima. Poco antes de llegar al lavadero, da comienzo en realidad los casi 12 kms de sendas, repletas de interminables y sufridos desniveles.

Pequeña huerta a la salida de Benimaurell.
Señalización del inicio de la senda hacia el barranc d'Infern.
A pocos metros del descenso, nos encontramos con uno de los puntos más interesantes de la pr-147, el conocido como "el Forat". Esta curiosa formación orográfica excavada en la roca, es aprovechada por todos los visitantes para inmortalizarla en sus cámaras, además sirve de puerta de acceso al barranco, regalándonos unas excelentes vistas al cauce del ríu Girona. También observaremos, en función de la época del año, la majestuosa cascada justo a nuestra izquierda después de atravesar "el Forat".

Teacher y Xplorer, justo antes de traspasar el Forat.
Vista del Forat y la cascada desde el cauce el ríu Girona.
A medida que descendemos en dirección al cauce el río, obviamente seco en esta estación, vamos contemplando la dura ascensión en forma de zig-zag que nos aguarda. Este tramo es el más agotador por el desnivel que debemos superar, repleto de un sin fin de escalones en donde nunca deslumbras el final, la calma y un ritmo pausado serán tus mejores aliados. Eso sí, como en la vida todo esfuerzo tiene su recompensa, podrás disfrutar de unas fabulosas panorámicas desde lo alto, justo antes de internarnos en un denso pinar camino al Pou de Juvea.


Espectacular panorámica del descenso al barranco.

Un pequeñísimo ejemplo de los más de 6000 escalones que tuvimos que superar.
A pesar de la dureza del recorrido, nos cruzamos con varios grupos de corredores de cross de montaña que utilizan frecuentemente estas sendas para mejorar su fondo físico. Nada más llegar al Pou de Juvea, el camino se ensancha considerablemente abriéndose grandes claros, dando lugar a una vegetación más escasa. Cerca de allí, encontraremos Les Juvees d'Enmig, un conjunto de construcciones rurales típicas de la zona dispersas alrededor de este insólito hábitat. Este topónimo hace referencia a las antiguas casetas de campo, que eran utilizadas como hogar en tiempos de recolecta. 
Desde este punto, continua la pr-43 hacia la Font de Xili cerca de la Vall d'Ebo, nosotros nos desviaremos a nuestra izquierda en busca de la Font de Reinós.


Gran megalito que casi invade nuestro camino.
Teacher y Hidden disfrutando como niños de la ruta.
En esta parte del recorrido, mucho más ameno gracias al escaso desnivel, iremos poco a poco recuperando las fuerzas, pero sin bajar el ritmo. A pocos metros volvemos a descender al ríu Girona, esta bajada tiene varias partes comprometidas debido al mal estado del camino. También nos encontraremos con uno de los puntos de interés de la jornada, la Font de Reinós que sorprendentemente fluía agua, a pesar de la duradera ausencia de lluvias de este año. Ya en el cauce, decidimos tomar un pequeño tentempié para hacer frente a la penúltima ascensión.

Dos extraños polluelos, en busca de algo para echarse a la boca.
La Font de Reinós, camino al cauce del ríu Ebo.
La segunda ascensión es la más corta, pero también la más enrevesada de las tres. Tendremos por delante un duro desnivel hasta llegar a Les Juvees de Dalt. Durante la subida encontraremos algunas construcciones abandonadas, como un antiguo refugio y su pozo. A medida que nos elevamos, podemos contemplar los innumerables bancales que rodean el paisaje. Estas superficies de tierra ganadas a la montaña, servían para el cultivo de vegetales y frutos. Con el paso del tiempo han sido abandonados por la disminución demográfica del lugar, pero nos dan una ligera percepción del esfuerzo desmesurado de sus gentes, para poder subsistir en estas duras condiciones.


Dos auténticos exploradores en vías de extinción.
Fabulosa foto del Barranc de l'Infern, a la izq. uno de los múltiples pozos que abundan en la zona.
El Sol hizo acto de presencia en esta parte final de la segunda ascensión, sin ninguna  oportunidad para cobijarnos por la escasez de arboles. Por suerte, llegamos pronto a la ansiada cima, mostrándonos toda la belleza que encierra este majestuoso barranco. En este mismo lugar encontramos la desolada Les Juvees Dalt, siendo testigos de los vestigios ya olvidados por el paso del tiempo. Siguiendo con nuestro camino, nos dirigimos al barranc dels Racons donde tendremos que afrontar el último envite de la jornada. Durante el descenso al barranco, esta vez por la zona de la sombría, encontraremos más juvees abandonadas, algunas de ellas son de gran tamaño pudiendo albergar en la época a varias familias a la vez.


Restos de Juvees de Dalt.
Senda hacia la Cova Santa.
Ya solo nos quedaba cruzar el ríu Ebo y volver a ascender por última vez, antes de poner fin a nuestra ruta en el pueblo de Benimaurell. Esta parte tiene menos inclinación que las dos anteriores, pero el cansancio acumulado empieza a hacer mella. Poco antes del inicio de la ascensión hacia el punto más alto de toda la ruta, tendremos la opción de desviarnos para ojear de cerca la escarpada y arriesgada Cova Santa. En esta cueva precisamente, tuvo lugar este mismo año un desgraciado rescate de unos senderistas, os paso el link de dicho salvamento http://www.youtube.com/watch?v=ywspcwEYpCs&feature=youtu.be.
 Existen varios puntos del camino entrecortados, fácilmente accesibles, por culpa de algunos pequeños deslizamientos de tierra y piedra. Siempre que realicemos deportes de montaña, debemos extremar las precauciones para minimizar al máximo los riesgos, el senderismo es un deporte no exento de peligros. 


Momento distendido desde las alturas entre Teacher y Hidden.
Bonita diapositiva, cerca de la última cima de la jornada.
Llegados a la ansiada cima, buscamos el camino que nos llevaría a la Font dels Olbis, allí existe una pequeña área recreativa donde podemos apearnos durante unos instantes. A pocos metros, ya sobre un camino asfaltado, llegamos a el Poble de Dalt (Benimaurell). Recorrimos brevemente sus entramadas y estrechas callejuelas, así como la Iglesia de los "Santos Cosme y Damián" perteneciente al siglo XVIII, poco antes de tomarnos un merecido descanso y porque no, un siempre reconfortante almuerzo.


Una de las muchas indicaciones de forman esta ruta.
Iglesia de Benimaurell.

TRACK DE LA RUTA

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3399952

martes, 18 de septiembre de 2012

Benidoleig





Así empezamos esta crónica semanal, con la fotografía del inicio del descenso en el corazón de la Serra del Seguili en la población de Benidoleig. Este tramo que observáis en la foto anterior pertenece al circuito diseñado por unos "downhills" que frecuentan esta zona de la Marina Alta. Conocedores de las sendas que transitan en está sierra, han configurado un recorrido espectacular, con multitud de plataformas, rampas, toboganes, etc... donde podemos liberar toda nuestra adrenalina a través de unas trialeras de locura.
Una de las ventajas que presenta esta montaña, es la variedad de propuestas que podemos encontrar, desde descensos casi extremos, hasta tramos de más fácil ejecución. Pero de lo que no nos libraremos, es de la brutal ascensión para coronar esta cumbre. Podemos decir que es una ruta muy exigente, tanto física como técnicamente, no apropiada para muchos amantes de la montain bike.

En esta ocasión me acompañaron Taurine y The Bull, ya que el resto del pelotón, Teacher, Hidden y Rambo decidieron salir a la conquista de la ascensión del Coll de Rates con las bicis de carretera. Quisiera hacer una mención especial al esfuerzo desplegado por un siempre asombroso Hidden, que acumuló en sus piernas un total de 1.300 mts de desnivel sin apenas gruñir, y como no, a nuestro estimado Teacher que con su paciencia inestimable y su buen hacer sobre las dos ruedas, siempre nos orienta e ilustra con sus sabios consejos. A ellos y a John Rambo va dedicada la siguiente foto.

Primera cumbre en el currículum de Hidden, enhorabuena campeón.
Como os he comentado antes, y ya volviendo otra vez a la ruta de esta semana, la ascensión de 2 kms en forma de zig-zag hacia la sierra fue durísima, por lo menos para un servidor, no solo por el desnivel que rondaba el 8,35% de media, sino por lo accidentado del camino, muy pedregoso y con algún que otro surco, dificultando en exceso el ascenso. Aunque supongo de la procesión va por barrios, ya que Riki se marcó un subida de libro, con cadencia y sin perder equilibrio en ningún instante, digno de admiración. Muy extenuados llegamos por turnos a la cima de la Colina del Sol, donde cogimos un poco de oxigeno, antes de proseguir la ruta.

Bonita panorámica de la Serra Segària, con Taurine y The Bull ya recuperados.
A continuación nos dirigimos a la zona del Bancalet Blanc, pero antes paramos en un gran altiplano en forma circular, para contemplar el barranc de la Parra y la montaña de La Solana de la Llosa. El descenso se realiza por estrechas sendas y pistas forestales muy pedregosas, rodeados en todo momento de una densa vegetación. Esta parte del recorrido, cerca de la Cova de les Calaveres, nos conducirá al camino asfaltado que llega a la urbanización "El Rincón del Silencio". Llegados a Benidoleig por la cv-733, buscamos el camino de conduce al cementerio donde volveremos a ascender hasta los 369 mts. Este tramo es mucho más abrupto y de difícil ejecución, por lo que es más aconsejable realizarla en sentido inverso aprovechando su desnivel, aunque también es ciclable casi al 100%, en sentido a la ascensión, eso sí, solo para expertos como The Bull.

Taurine, siempre dando el "do" de pecho a pesar de su larga inactividad ciclista.
Iniciando el segundo ascenso a la altura del cementerio de Benidoleig.
Cerca de la Fonteta del Marqués en un pequeño altiplano, Riki tuvo un pequeño pinchazo, cosa normal habida cuenta del estado de la superficie. A pocos metros llegamos a otra urbanización, "La Aldea de las Cuevas" donde volvimos a ascender, pero esta vez hasta el caserío abandonado que gobierna la sierra del Seguili (del árabe, Al-Sahila, que significa llana, en este caso sierra llana), en su vertiente norte. Desde este punto, las vistas al valle y sobre todo a la sierra Segária, son espectaculares. También podemos observar a nuestra izquierda la sierra de Migdía y la Vall de Laguar.

La sierra Segaria en lo alto de la vertiente norte del Seguili.
Fantástica foto del valle, al fondo la serra de Migdía.
Ya sólo faltaba la parte más "hardcore" de la ruta. Situado gusto después de atravesar un pequeño bosque en el Corral del Pouet, da su inicio esta trialera que nos conducirá cerca del pueblo, no está señalizada, así que tendremos que estar alerta siempre a nuestra izquierda, para poder encontrar su ubicación. Este tramo, como ya he mencionado, está repleto de obstáculos, algunos naturales y otros manipulados a conciencia por el hombre, haciendo de esta bajada, toda una fantástica experiencia. En el primer track de la ruta, aparece una propuesta de descenso mucho más fácil hasta llegar a Benidoleig, ya en el segundo track aparece la variante de la mencionada trialera, que va recorriendo paralelo el cauce natural del barranco del Camí de la Murta.

Continuación de la trialera hacia Benidoleig.
                       


Ya en Benidoleig, decidimos almorzar en uno de los más frecuentados bares de esta población. Pero antes Taurine nos dejó este video, donde se recreó sin más titubeos, con la maquina de nuestro amigo The Bull.


video


Xe, encara no haveu pegat un mos al pá i ja vos haveu fotut una litrona, perduts.
Después de una prolongada tertulia, nos dirigimos en dirección al punto de salida en medio de un enjambre de caminos rurales hasta llegar a Sanet i Negrals, donde atravesamos un paso subterráneo por debajo de la comarcal cv-729. Desde esta población tomamos el camino que une el mirador del Tossalet de Tots, con els Mirambons en Beniarbeig y el barranco de Cremadella hasta llegar al final de nuestro recorrido.
Esta ruta a pesar de su corto recorrido 39,8kms, tiene un desnivel medio muy elevado, con un total de 860 mts de desnivel acumulado. Pero a pesar de la dureza física y técnica del trazado, nos hemos divertido sin lugar a dudas, y seguro que volveremos a realizarla con otra diferente propuesta más entretenida si cabe.


TRACK's DE LA RUTA


domingo, 9 de septiembre de 2012

Vía Verde del Serpis



Espectacular ruta de fin de curso, recorriendo la tan afamada Vía Verde del Serpis. Este clásico se desarrolla entre las comarcas de La Safor y El Comtat, o lo que es lo mismo entre las provincias de Valencia y Alicante. El recorrido está siempre frecuentado por innumerables bikers y senderistas, que disfrutan de la belleza incalculable de este paraje. 
Aunque la ruta original transcurre entre las poblaciones de Alcoy y Gandía, y consta de unos 40 kms, nosotros realizamos una vuelta circular entre los pueblos de Villalonga y L'Orxa
Durante el recorrido podemos contemplar muchos puntos de interés, como el Circo de la Safor, las excelentes panorámicas a la imponente sierra del Benicadell, sin olvidarnos del castillo de Perputxent en L'Orxa y como no, de la sensacional travesía por la antigua vía férrea que bordea el río Serpis.


Atravesando el carrer de Sant Vicent en Oliva
En esta cruzada nos alistamos tres aventureros Teacher, Hidden y Xplorer, que a pesar de las innumerables fiestas veraniegas acumuladas, sacamos el pundonor y nos lanzamos a tal viaje. La ruta que realizamos comprende unos 78 kms en su totalidad, de los cuales 25 kms aproximadamente pertenecen al tramo circular entre Villalonga y L'Orxa, así que debíamos aprovechar la frescura de la madrugada, antes de que el calor de mediodía hiciera mella en nosotros, el resto de kilómetros serían un puro tramite hacia el mencionado trazado.
Con ayuda del GPS, recorrimos un sinfín de caminos rurales entre las poblaciones de El Verger, Oliva, la Font d'En Carrós y Villalonga. Desde esta última da comienzo nuestra verdadera aventura.

Hijos míos, aún estáis a tiempo de redimiros antes de proseguir...!!!
Pero como cualquier historia, siempre existe una parte de dolor y sufrimiento, y ésta no iba a ser menos. Hablar de la Vía del Serpis, es sinónimo de hablar de la temible "Reprimala" siempre que la realicemos en sentido a L'Orxa. Esta zona de Villalonga, también conocida por su fuente (La Font de La Reprimala), representa el inicio de la ruta y también del calvario que hay que sufrir, antes de llegar a la cantera de La Safor, con rampas muy duras que nos obligaran a extremar los desarrollos. Llegados a la cantera podemos observar el famoso "circo" de La Safor, esta formación debe su nombre a su apariencia en forma de anfiteatro, sobretodo si lo visualizamos desde el aire. También encontraremos en este punto, información detallada de la ruta. En la foto inferior podemos observar el trazado, en la parte derecha, que nos conducirá a L'Orxa.

Circo de La Safor (Villalonga)
El año pasado realizamos el trazado directamente por el Racó del Duc hasta Beniarrés, pero este año hemos realizado el tramo natural a través de la Serra de La Safor. A pesar de su dureza, nos sorprendió gratamente la cantidad de bikers que desafiban estas impresionantes rampas. Así que nosotros no queríamos ser menos y nos lanzamos a tal alocada hazaña. Este  tramo de unos 5 kms aproximadamente, pasamos de 98 mts de altitud desde la entrada en la cantera hasta los 545 mts en su punto más alto, dando una idea del elevado desnivel que nos enfrentábamos, antes de iniciar el descenso a L'Orxa.


Bonita panorámica del "Circo de La Safor" a la altura de la cantera.
El Teacher analizando el trazado antes de dar su beneplácito.
Durante la ascensión podemos contemplar unas excelentes panorámicas hacia la Serra d'Ador, también hacia la misma Serra de La Safor a nuestras espaldas y la fabulosa Serra de Benicadell. Pero no todo iban a ser alegrías, ya en lo alto de la cima nos esperaba un regimiento de moscas negras que se encarnizaron con las ya fatigadas piernas del Teacher y Xplorer, haciendo el resto del camino algo incómodo, llegando a crearnos heridas de consideración, ya que estos artrópodos se alimentan de sangre. Con nuestro amigo Hidden tuvieron compasión cristiana, y no quisieron afligir más penitencia de la que estaba soportando.


Un siempre combativo Hidden y Teacher, ascendiendo por la Sierra de La Safor.
Preciosa estampa del pueblo de L'Orxa, al fondo a la derecha la Serra del Benicadell
Después del gran banquete por parte de estos insectos homicidas, los "Black Flies", descendimos a gran velocidad en busca del tan merecido almuerzo entre las zonas de Les Mallades y el Clot de la Cova, antes de llegar a la población de L'Orxa. Allí probamos su tradicional embutido, regado con un buen moscatel de la tierra.

 Gran momento en un bar céntrico en el pueblo de L'Orxa
Siguiendo con el itinerario, salimos de esta población en busca de la vía verde. Antes de llegar a la antigua estación de ferrocarril de L'Orxa que unía las poblaciones de Beniarrés con Gandía, pudímos contemplar el majestuoso castillo de Perputxent situado en lo alto de una enorme colina. Esta fortaleza de origen musulmán, data de los siglos XII y XIII, su situación estratégica permitía controlar todo el recorrido del rio Serpis y fue uno de los focos de las revueltas del caudillo Al-Azraq en contra de la represión que ejercia la Corona de Aragó en estas tierras. En 1244 se firmó el famoso "Tractat del Pouet" donde pasaron a manos de Alfons (hijo de Jaume I) los territorios y castillos de la zona.

El señorial castillo de Perputxent (L'Orxa), a la izq. la antigua fábrica textil. 
En 1889, la compañía inglesa “Alcoy and Gandia Railway and Harbour Company Limited” construyó la línea férrea que uniría las poblaciones de Alcoy y Gandia. Lo hizo en apenas dos años. El primer convoy promocional recorrió el trayecto el 18 de julio de 1892, si bien hasta principios del siguiente año no circularon con regularidad los trenes. A partir de entonces funcionó un medio de comunicación y transporte de gran importancia en la historia de estas comarcas. Durante los primeros años se bajaron mercancías para la exportación (papel, tejidos, aceite, frutas y verduras) y se subieron productos –fundamentalmente de importación inglesa– como carbón, sal, maderas, tabaco…

Espectaculares vistas a nuestro paso por el Serpis.
Uno de los cinco túneles que comprenden la travesía.
Este fantástico trayecto de unos 12 kms, va siempre paralelo al rio Serpís, atravesando un gran desfiladero entre las sierras de La Safor y la Cuta. Esta ruta verde transcurre por el antiguo trazado de la vía férrea entre L'Orxa y Villalonga, revelándonos a nuestro paso la gran biodiversidad que concentra esta zona del "Racó del Duc". También observaremos una infinidad de diferentes construcciones, todas ellas relacionadas con la línea del ferrocarril, como varios puentes, fábricas de luz (pequeñas centrales hidroeléctricas), así como algunos túneles completamente oscuros y alguna que otra estación ferroviaria olvidada por el paso del tiempo.

Tú primer, a l'aigua pato...!!!
Tramo intermedio de la Vía Verde del Serpis en sentido Villalonga.
Durante el recorrido nos encontramos con varios paisanos míos que habían elegido este deslumbrante enclave para pasar la mañana del domingo, así que compartimos parte del trazado con ellos. Esta ruta es ideal para pasear en familia, ya que no presenta ninguna dificultad técnica, ni física. El camino de tierra está bastante compactado, exceptuando varios tramos con algunas piedras y gravilla. También atravesaremos hasta un total de cinco túneles, uno de ellos tiene una distancia de más de 200 mts, haciendo falta utilizar luces LED para no tropezarnos, ya que solo existen un par de puntos de luz natural para iluminar todo el tunel.


Pequeña variante del camino que va paralelo al tramo original del ferrocarril.
Teacher, finalizando la vía verde a la altura de la cantera de La Safor.
Después de varios kilómetros nos desviamos del tramo original, en dirección a la cantera (punto de inicio de la vuelta circular). Ahora quedaba recobrar las fuerzas y tomar el camino de vuelta a casa. Para ello iniciamos el descenso por La Reprimala, donde tuve un fortuito reventón en el neumático delantero, perdiendo el control de la bici al inicio de una curva. Por suerte, no paso de un simple susto. Ya en Villalonga estuvimos tentados en apearnos a tonar un refrigerio y comentar los contratiempos acontecidos, pero como siempre el tiempo ya se nos había echado encima y era hora de darle a los pedales.

Bonita foto del antiguo paso del tren por encina del río Serpis.
Para Teacher y Xplorer era la tercera ocasión que visitabamos este rincón entre las comarcas de La Safor y el Comtat. Hidden quedó prendado por la gran belleza del lugar, haciendo olvidar el cansancio acumulado durante la anterior ascensión. Seguro que el año próximo volveremos a visitar este emplazamiento que tanto nos ha cautivado.


TRACK DE LA RUTA

martes, 4 de septiembre de 2012

Jesús Pobre-Gata de Gorgos



Salida bautismal para un nuevo componente de la "La Marina en la mochila", "Hidden" que significa algo así como "emboscado", es el mote que hemos elegido siempre con su beneplácito. A él y a The Bull va dedicada esta ruta con un sabor un poco agridulce. 
A pesar que no haber subido en una MTB desde hacía años, según nos relató "Hidden", demostró en todo momento una entereza envidiable, superando con creces todos los obstáculos que salían a su encuentro. Aunque la ruta no fue completada en su totalidad por diversas circunstancias, realizamos una divertida y entretenida salida por los términos de Jesús Pobre y Gata de Gorgos, aunque eso sí, algo accidentada.

Senda alta en la zona dels Mintjans (Jesús Pobre)
Esta variada propuesta, nos conduce a lugares tan peculiares como la senda del helicóptero (cerca del campo de golf de La Sella), así como una bonita travesía por el interior del denso  pinar en la zona dels Mitjans o como no, el descenso por la siempre alocada pista de minicross. También hay que hacer mención especial, a la travesía que va bordeando el ríu Gorgos en dirección a Gata de Gorgos y sin olvidarnos de las atrevidas sendas del Tossal del MolinsEste conjunto de tramos están repletos, en esta época del año, de innumerables bikers que disfrutan en la época estival, de una infinidad de divertidas sendas que transitan entre el macizo del Montgó y la sierra de Les Seldetes.

Un enérgico Hidden custodiado en todo momento por el Teacher, zona de La Valls.
Un peleón Hidden, haciendo frente a un duro repecho previo al sobresalto canino, cuidadín, cuidadín...
Tal como os he comentado anteriormente, esta zona de La Valls está colmada de numerosos bikers como podréis observar en el siguiente vídeo, dando una idea de la cantidad de "tráfico" existente en esta época del año. El descenso está grabado precisamente en la pista de minicross cerca de la población de Gata de Gorgos.


Siempre que realizamos esta ruta, sufrimos algún tipo de percance, desde aparatosas caídas, revolcones espinosos entre zarzamoras, perdidas de algún accesorio, etc..., y esta vez no iba a ser menos, pero nada que impidiera proseguir con nuestra travesía.

Teacher, en el tramo final de la pista de minocross..., ¿y las gafas Teacher?

Después de tanto infortunio, seguimos por un camino que va paralelo al río Gorgos en dirección a Gata de Gorgos, donde decidimos abortar el nuevo tramo de la Senda Heavy en la zona de La Font de la Mata, por culpa de la hora. Era ya muy tarde y decidimos posponer el almuerzo en la población de Beniarbeig.
The Bull no pierde nunca la sonrisa a pesar del incidente en la pista de minicross.
En la zona del Tossal dels Molins, descendimos por una senda bastante técnica que bordea este emplazamiento, en la parte baja, enlazamos con la ruta del Camino del Sureste hacia el Camino de Santiago en dirección al tan merecido almuerzo.

Xplorer, en el tramo del "Camino al Alba".
Aixó es patir i lo demés tonteries, va por vosotros campeones.


TRACK DE LA RUTA