miércoles, 28 de agosto de 2013

BTT Nocturna Marjal Pego 13'


Hidden, Buzz, Of Head, Mad Horse, Taurine, Guzzi, Bull, Xplorer, Iron Kid.
Sensacional escapada nocturna a través del parque natural protegido de la Marjal Pego-Oliva. Como ya va siendo costumbre todos los veranos, realizamos esta clásica salida veraniega aprovechando las noches de luna llena. Este año hemos reclutado hasta un total de nueve participantes, para algunos de ellos era la primera experiencia en una salida nocturna  en mountain bike, para otros era la excusa perfecta para pasar una buena velada en excelente compañía. La ruta fue todo un éxito, así me lo hizo llegar el exigente y querido grupo al finalizar el trayecto. La propuesta incorporaba nuevos e insólitos tramos, algunos de ellos de difícil acceso, así como una placentera cena a los pies de la Font Salada en el término municipal de Oliva. Como es rutina nuestro guía por excelencia Xplorer, trazo un recorrido bastante diferente al realizado el verano pasado. La incorporación de nuevos caminales, pasarelas y compuertas, añadieron más aliciente si cabe a la ruta de este año.

Complicidad máxima del grupo, poco antes de tomar camino hacia la marjal.
Primera parada obligada de la noche en el punto de observación ornitológico.
La salida tuvo lugar a las 21:30h, la noche ya se había echado encima y era el momento de partir hacia la marjal. Tras los primeros metros alrededor las urbanizaciones, pronto nos incorporamos al Camí de la Cremadella en busca del carril bici en dirección Pego. En este tramo la oscuridad ya era prácticamente completa, así que nuestro querido amigo y recién bautizado Guzzi, nos sorprendió gratamente con su potente foco. Nosotros parecíamos simples luciérnagas acongojadas merodeando alrededor de su formidable haz de luz. Después de completar varios kilómetros sobre el carril bici en medio de un ambiente muy distendido, llegamos a la entrada de la marjal. Era el momento de dar inicio a la andadura por este formidable paraje, repleto de una variada y rica fauna. Muestra de ello, fue la gran cantidad de aves que salieron a nuestro encuentro y que tan grato recuerdo atesora Taurine en la pasada nocturna 12', sin mencionar la cría de jabalí que nos acompañó presa del pánico durante algunos metros. Unos de los puntos de interés de la noche, era como no el observatorio ornitológico. Situado en medio de un gran humedal, el acceso a este emplazamiento se realiza a través de una amplia pasarela de madera que va serpenteando los inmensos carrizales. Desde este enclave único en todo el parque, numerosos aficionados al mundo de la ornitología se deleitan con las incontables y variopintas variedades de aves que conviven en este fascinante entorno. Tras esta pequeña incursión, tomamos camino hacia la Font Salada donde teníamos pensado cenar. Esta apreciada fuente con propiedades dermatológicas, mantiene casi inalterable la temperatura de sus aguas tanto en invierno como en verano, por ello es conocida por numeroso bañistas que ven en este pequeña laguna, una buena y diferente alternativa a la masificada playa en la época estival.

Como podéis comprobar las cristalinas aguas de la Font Salada en Oliva, invitan a un placentero baño.
Placida velada entre buenos amigos en el chiringuito de la Font Sala.
 Nada más llegar a la fuente realizamos la obligada foto de grupo que encabeza esta crónica. Era el momento de dar comienzo el festín, innumerables bandejas con embutido de la tierra y patatas horneadas inundaban la mesa, los inmensos chuletones y un cordero asado algo mediocre, remataron la faena. Hartos de tanto condumio, hay quien aún se atrevió sin pensárselo a una copa. Después de interminables risas y carcajadas, iniciamos la segunda parte del recorrido. El primer envite tras la suculenta cena, fue superar la estrecha compuerta que sirve de punto de regadío en esta parte de la marjal. Durante este tramo Mad Horse tuvo un incidente en su disco de freno trasero, imprevisto que no le hizo sucumbir. Más tarde nos dirigimos al camino que rodea a la Muntanyeta Verda. A nuestra derecha confluye uno de los ríos que se alimenta este parque, el ríu del Vedat. Tras rodear la montaña, intentamos encontrar la entrada a una senda sin señalizar. Después de varios intentos, hallamos dicha entrada. Esta parte del trazado se desarrolla inicialmente por una estrecha senda algo accidentada, para más tarde pedalear por una angosta pasarela de madera muy abrupta por culpa de los invasores carrizales. Era tal la magnitud de los cañizos sobre la pasarela que estuvimos a punto de perder a varios componentes. Reagrupados y tras un minucioso recuento de todos y cada uno de los miembros, seguimos por el Camí de Bullent en busca del  mirador habilitado por la Consellería de Medio Ambiente. Desde este increíble mirador (obviamente no se puede completar la belleza del entorno como a la luz del día), realizamos varías fotografías con el influjo de la luz de la luna. Siguiendo el camino alcanzamos el cruce con la comarcal cv-727, nos desviamos a la derecha en busca del camino de vuelta hacia el carril bici en la zona dels Canyarets. En este tramo Taurine movido por su archiconocidos brotes "post-party" echo el resto, dejando atrás al resto de compañeros, debiendo incrementar el ritmo para no volverlo a perder como el año pasado. Ya en el carril bici, nos dejamos llevar pausadamente hasta alcanzar el punto final a esta gratificante experiencia, que cada año va siendo todo un clásico en la época estival. 
Me gustaría dedicar esta crónica, y creo hablar en nombre de todo el grupo, a nuestro querido compañero Hidden, deseándote una rápida y completa recuperación, ánimo.

Pequeño contratiempo, solventado con éxito por el compañero Guzzi.
Foto realizada en el mirador del riu Bullent.

TRACK Y MAPA DE LA RUTA



martes, 20 de agosto de 2013

BTT Presa d'Isbert




 Este domingo decidimos visitar la singular presa d'Ibert, situada en el municipio de la Vall de Laguar. La función básica de este desconocido y casi olvidado embalse, es la contención ante las fuertes avenidas de agua que soporta el río Girona, sobretodo en la época otoñal. Es tal la magnitud de las fuertes precipitaciones en esta zona, que la CHJ planea construir una presa de laminación en las inmediaciones de la actual d' Isbert
En esta entretenida ruta, nos acompañaron Buzz, Rafaman, Xplorer y como no, el inestimable Teacher. La propuesta se desarrolla en medio de apacibles y poco transitados caminos rurales, sin apenas desnivel y ni ningún tramo técnico destacable. 

Preciosas vistas del muro de Fontilles y el emblamático Cavall Vert a la derecha.
Entrada a la presa d'Isbert.
Grande Ricardo, dándolo todo....!!!
 Aunque la ruta presenta poco exigencia física, si es cierto que existen algunos tramos donde hay que dar la talla. Tras deambular durante algunos kilómetros por el enjambre de caminos que conforman la mancomunidad de La Rectoría, alcanzamos el pequeño pueblo Tormos situado en la falda de la Serra de Migdía. Desde este punto nos encaminamos hacia el mencionado embalse. Durante esta travesía hacia Isbert, encontramos una pequeña pero curiosa ganadería de reses bravas. Tras un ligero descenso, llegamos a un precioso camino rodeado de adelfas, que nos llevaría hasta las estrechas paredes que desembocan en la compuerta del embalse situada en el denominado Pla del Estret. Ya la entrada, tuvimos que remolcar nuestras monturas al hombro, debido a la difícil orografía del terreno atravesando los inmensos pedruscos que conforman esta parte del cauce del río Girona. Tras superar este enrevesado tramo, nos dirigimos a la pared de la presa recorriendo una curiosa concavidad donde realizamos un sinfín de fotografías.

Buscando la entrada hacia las compuertas del embalse.
Vaya trío, sí señor.
Curioso intento de plagio de una pintura rupestre en Isbert.
 Tras observar con gran detenimiento este espectacular emplazamiento, seguimos el camino por una estrecha senda que nos conducirá hasta la entrada de una pequeña cueva. Esta oscura cavidad de corto recorrido (foto que encabeza la crónica), es totalmente ciclable y nos sirve de enlace con el camino rural de Pulberit. Poco antes de llegar a la comarcal cv-721, nos desviamos a nuestra izquierda por un camino muy pedregoso y con algunos surcos en la zona de la Foia Roja. El descenso se realizó más pausadamente de lo que es habitual, después del susto de nos propino el compañero Xplorer. Al llegar otra vez al cauce del río Girona, ya en la zona baja, nos encaminamos de nuevo hacia la población de Tormos. Allí teníamos previsto almorzar en Bar Tormos, todo un referente para ciclistas en esta parte de La Marina Alta. Después del merecido tentempié, nos dirigimos a casa a través de las estrechas sendas en el término de Beniarbeig, poniendo punto final a esta interesante propuesta dominical.

Celebrando la magnífica ruta realizada en la Vall de Laguar.


viernes, 16 de agosto de 2013

BTT Jesús Pobre


Estamos en plenas vacaciones y así se hizo notar este pasado fin de semana. Como moscas a la miel, acudieron en desbandada un numeroso grupo deseosos en cotejar esta interesante propuesta ofertada por nuestro amigo Xplorer en la zona de La Valls. Para poder contentar al respetable, había que configurar un trazado rápido y divertido, sin muchas complicaciones técnicas. A pesar de la gran disparidad de gustos, realizamos una ruta que no dejo indiferente a nadie, alternando una gran oferta de caminos y sendas de muy distinta ejecución dejando complacidos a todos sus participantes.

Entrada a la senda que bordea el bosque dels Mitjans.
The Bull no conoce a fecha de hoy, ningún terreno que se le resista.

Camino a la salida del bosque dels Mitjans.
A los ya conocidos miembros de la peña LMM, se les unió tres nuevos integrantes Ricardo, Natxo y Mario. Algunos de ellos curtidos en cuantiosas lidias, otros saboreando por primera vez los sin sabores de este gran deporte. Con la ayuda incondicional de nuestro querido The Bull, guiamos a este copioso grupo a través de un sinfín de sendas y caminos cerca del término municipal de Jesús Pobre. Como aperitivo, iniciamos a testar al grupo con las primeras sendas de la jornada cerca de la zona de la Punta de Benimaquia. Sendas por cierto, repletas de una densa maleza, dejando algún que otro estigma en las delicadas y sensibles extremidades de más de uno. Con esta puesta a punto, llegamos al campo de golf de La Sella, donde encontramos las primeras rampas del día. Tras superar este duro rompe piernas, en la zona de Bisserot, nos adentramos en el fantástico bosque dels Mitjans. Los nuevos componentes quedaron prendados por la belleza sin igual de este bosque, recorriendo su estrecha y revirada senda de lado a lado, en medio de un frondoso y exuberante pinar. 

Nutrido y disciplinado grupo de la LMM, así da gusto.
El gran Teacher, impasible y sin apenas rechistar ante tanta senda. 
Tomando posiciones antes de iniciar el descenso por el circuito de cross.

 Tras salir del bosque, iniciamos nuestra andadura por las rápidas sendas de la zona de Benimadrochs, en busca de la pista de descenso cerca del pueblo de Gata de Gorgos. Pero antes de llegar, nos vimos envueltos en medio de un coto de caza. Los múltiples disparos  de los hambrientos cazadores, pusieron en alerta a más de uno. Con tanto canguelo tuvimos que darnos a conocer, antes de recibir por error algún fragmento de algún perdigón perdido. Después de superar este comprometido episodio, llegamos a las divertidas sendas. Tras realizar la típica foto de rigor que encabeza esta crónica, iniciamos el alocado descenso hacia el cauce del río Gorgos. La particularidad de este trazado, reside en la variedad de los diferentes caminos que se pueden trazar a lo largo de su descenso. Al reagruparnos en la zona baja sin ninguna incidencia, nos dirigimos al Tossal dels Molins donde teníamos preparado una sorpresa para los más "downhill's" del grupo. Pero antes debíamos afrontar las numerosas sendas que salían a nuestro encuentro. Tras superarlas llegamos a la mencionada zona dels Molins, donde el grupo se fragmento en tres para realizar con éxito este difícil envite. Ya era el momento de retirarnos hacia la cercana población de La Xara, nuestros afligidos cuerpos pedían reponer líquidos y algo de sustento. Así pues raudos y veloces, nos encaminamos hacia el desconocido e incógnito Bar de Cosme. Allí almorzamos después de una más que dilatada estancia. A la salida Xplorer dispuso de un curioso pero eficaz control de alcoholemia, garantizando la vuelta a casa de la totalidad de la cuadrilla. Por suerte todos superaron sin mayores dificultades dicha inspección. Tras 42 kms de recorrido sin apenas desnivel, llegamos a casa sanos y salvos en busca de una buena ducha y un merecido baño en la piscina.

Hidden no acusó el soberano esfuerzo del día anterior.
Guiando al rebaño hacia los densos pastos en La Xara, beeeee....

video

martes, 6 de agosto de 2013

CRTA Les Tres Valls



Heroica epopeya recorriendo las duras tierras del legendario caudillo musulmán Al-Azraq. En esta inigualable travesía repleta de grandes sacrificios, nos enrolamos tres refrendados argonautas en buscas de nuevas metas y emociones. A pesar de no encontrarnos en un estado físico excepcional, decidimos sin vacilación ejecutar esta atrevida empresa conscientes de la dureza de la misma. En esta incierta odisea, debimos enfrentarnos a la exigencia de numerosos desniveles, como la siempre severa ascensión a Vall d'Ebo, así como la temerosas rampas de la Cova del Rull y no menos dolorosa travesía por la zonas dels Plans y Morells, poco antes de llegar a Alcalá de la Jovada.
Así pues, provistos de numerosos víveres y enseres, tomamos camino hacia la población de Pego, donde daría inicio el primer envite de la jornada. Después de más de 12 kms sobre un terreno favorable, enlazamos con la cv-712 en dirección a Vall d'Ebo. Desde el inicio, el fuerte desnivel se hizo patente, los gestos de sufrimiento hacían peligrar dicha aventura. La señal de aviso del 13% de desnivel, no ayudaba a unos orgullosos pero mermados argonautas. Por suerte, nos topamos pronto con una zona de umbría, aliviando en parte la dura tortura sufrida a la altura del castillo de Ambra. Pero aún no podíamos cantar victoria, faltada ejecutar la segunda parte de la subida. Nuestro gran héroe Hidden, curtido en innumerables escaramuzas, no lograba encontrar una posición cómoda durante toda la ascensión, hecho que le acompañaría durante el resto de este peligroso viaje. Mientras un erudito Teacher, se limitaba a observar y conservar esfuerzos, sabedor de los severos episodios que aún deberíamos afrontar. El grupo se mantuvo unido en todo momento, salvo algún escarceo del otro compañero en discordia, Xplorer. Sin darnos cuenta y después de tanta "chachara", algo innato en este grupo, alcanzamos la cima donde realizamos orgullosos la diapositiva que encabeza esta crónica.

Primer obstáculo del día en el inicio de la ascensión al Pla de Molló a 542mts.
Serpenteante ascensión a Ebo, en frente tenemos al imponente Bodoix de 541 mts.
Bonita panorámica del pueblo de Vall d'Ebo de apenas 286 habitantes.
 Tras recoger los frutos de la victoria, nos adentramos temerosos en los dominios de Vall d'Ebo. El descenso hacia este pequeño pueblo, no defraudó en absoluto. El valeroso Hidden, consciente de su gran potencial en esta disciplina tomó la delantera sin más dilación, y en un abrir y cerrar de ojos, nos arrastró hacia las puertas de esta tranquila población del interior de la provincia de Alicante. Tras reagruparnos a las afueras, llegamos a las impresionantes rampas de les Coves del Rull. Con gesto afligido nos miramos mutuamente, sabedores de las estremecedoras pendientes que nos aguardaban. Así pues, cargamos con toda la artillería, no dejamos ninguna bala en la recámara. La hora había llegado, era el momento de afrontar con decencia esta dura prueba. Por suerte, teníamos a los dioses de nuestras parte, Eolo (señor de los vientos) no hizo acto de presencia, mientras Kairós (dios del clima) nos había bendecido con un tupido manto de nubes, cubriéndonos del implacable Sol de esta época del año. Pero la tarea no fue nada fácil, los duros desniveles de más del 16% hacían bascular nuestras monturas de parte a parte de la carretera, nuestros cuerpos se encogían estrepitosamente en busca de un poco de cadencia, sin contar con el esfuerzo ya acumulado desde el primer lance. Pero el ánimo del grupo no decayó en ningún momento, y guiados por un pendenciero Teacher, logramos vencer está locura de tramo. Con gesto aún desencajado por el duro esfuerzo desplegado, seguimos el camino hacia los dominios del señorío de Al-Azraq (el de los ojos azules).
Inseparables compañeros de fatigas, en las puertas de les Coves del Rull.
Para una muestra un botón, aquí tenéis la prueba.
Grande Hidden y Teacher coronando las rampas de les Coves del Rull.
 Las energías empezaban la flaquear, el próximo abrevadero situado en la población de Alcalá de la Jovada, estaba aún un poco lejos. Algunos miembros de la comitiva daban indicios de sublevación, la sed y el hambre habían hecho mella en ellos. Así que utilicé un viejo recurso: "tranquilo amigos, ya falta menos". Pero el primer desconocedor de esta parte del viaje, era servidor. Tras este comentario, tragué saliva y me encomendé a los dioses, esperando alguna señal. Mientras tanto los pequeños desniveles no hacían más que aumentar el desánimo del grupo, máxime cuando debimos enfrentarnos a la descomunal pared del 16% de desnivel, poco antes de lo que parecía el inicio del descenso definitivo hacía Alcalá. Las siempre enigmáticas vistas sobre la Penya Foradá a 733 mts de altitud, sirvieron de entretenimiento para los impacientes compañeros. Cuando de repente divisamos a lo lejos la tan ansiada población, los semblantes se tornaron más desenfadados. El oráculo del Teacher, nos guío directamente al único bar abierto en esas duras tierras, pero antes de recobrarnos, hicimos un alto en el camino visitando la célebre fuente de  Al-Azraq. Tras beber que sus frías aguas, llegamos al tan ansiado avituallamiento, donde recuperamos el aliento con un buen almuerzo al puro estilo "made in valencia". La bebida corría por doquier, comida en abundancia y como siempre dijo: "en mejor compañía". Tras la ingesta final de licores propios de esta tierra, Hidden quiso pagar esta desmesurada bacanal en honor a su santoral. Ya era el momento de continuar el viaje, Xplorer vio síntomas de acomodamiento por parte del respetable, así que alentó al grupo para que montasen en sus monturas y poder consumar con éxito esta imborrable hazaña.

Preciosa foto de camino a Alcalá de la Jovada, al fondo la Foradá.
Gran foto en la fuente de Al-Azraq en Alcalá.
Soberbia bacanal cortesía del argonauta Hidden
Apenas habíamos recorrido 35 kms, sobre un total de 76 kms. Era el momento de mover la maquinaría y subir la exigua media kilométrica atesorada hasta entonces. Los polvos mágicos del amigo Xplorer, harían aumentar supuestamente la frecuencia de nuestro pedaleo. Pero a pesar de que el terreno nos era prácticamente propicio, el dios Kairós nos había arrebatado su protección, ahora quedábamos expuestos completamente al insoportable Sol de Agosto. Supongo que enfadado por no haber realizado la ofrenda en su honor, en vez de al santoral de Hidden. Fuera lo que fuese, con o sin protección, había que terminar lo que se pactó. Sin darnos cuenta, llegamos al pequeño pueblo de Margarida, puerta de acceso a la Vall de Gallinera. Repletos de júbilo, emprendimos el camino de vuelta casa. El terreno era más que favorable, 25 kms de continuo descenso hasta llegar a Pego. Sin más dilación dimos comienzo a este divertido y bello trazado que atraviesa toda la vertiente de Gallinera. Como siempre Teacher y Hidden tomaron la delantera, pero un pequeño pinchazo hizo demorar nuestro regreso. Después de sudar la gota gorda reparando este contratiempo, reemprendimos el descenso con algo más de cautela. Xplorer gran conocedor de esta bella comarca y de sus rincones, sugirió hacer un alto en el pequeño pueblo de Benialí y degustar su afamado "espencat", cosa a que no se negaron mis queridos compañeros. Tras otra enriquecedora dialéctica y como no, degustación gastronómica, retomamos el camino a casa. Impulsados por el reciente piscolabis, impusimos un fuerte ritmo hasta llegar a Pego. En esta población el Teacher sugirió realizar relevos de corta duración, para intentar que nadie quedara náufrago durante la parte final de la travesía. Tras 6 horas de refrendadas desventuras, pusimos punto final a esta imborrable jornada, que seguro recordaremos durante muchísimos años.

San Teacher, patrón de los desamparados.
"Espencat" en estado puro, "pa que patir...".
Tramo en la Vall de Gallinera, frente el castillo de Benirrama.